Mejoras Antena MLA–30+

En el artículo de presentación de la MLA-30+ pudimos apreciar que existen algunos puntos poco fuertes en su desempeño y hoy te guiaremos con algunas modificaciones que te permitirán sacar un mejor.

En este artículo observarás que pequeños detalles hacen a grandes resultados. Por supuesto, no podemos dejar de destacar en el encabezado el principal objetivo; mejorar “aún más” la relación Señal / Ruido.   

El Lazo Activo 

Uno de los principales motivos que nos lleva a cambiar el lazo activo de la MLA–30+   es la posibilidad de ensayar con un elemento de mayor diámetro que nos permita una construcción más sólida, firme y con posibilidades de adaptación a nuestro hábitat. Uno de los ejemplos es utilizar un cable unipolar de cobre de mayor longitud y diámetro que nos facilite una construcción del tipo “cuadro” o “delta” y que sea de la longitud que mejor se adapte. No importa mucho esto de “la longitud” ya que no estamos trabajando con una antena que debe ser “resonante”. Los circuitos de entrada de este diseño no están preparados para trabajar con lazos demasiado largos ya que si así los cortásemos estaríamos saturando la amplificación y nuestra antena dejaría de funcionar o lo haría de manera defectuosa. 

Regula la ganancia

La elevada ganancia del amplificador utilizado en el diseño electrónico puede disminuirse o incrementarse en caso de ser necesario al cambiar la longitud de nuestro lazo.

Una muestra de lo que aquí mencionamos puede observarse en el video de referencia de este artículo. No sólo podemos variar la ganancia del amplificador de la antena actuando sobre el resistor ajustable que se encuentra en la caja central , sino que, además, en el acoplador de alimentación encontramos otro ajuste que define el nivel de señal que entregaremos a nuestro receptor SDR.

Tengamos en claro y separemos estos dos conceptos. En la caja central (donde conecta el lazo) ajustamos la ganancia del amplificador de la antena (la mejor relación Señal – Ruido) y en el adaptador de alimentación ajustaremos el nivel de salida con que llegaremos al receptor SDR (Amplitud de la señal entregada).

En nuestro caso, adaptamos una rueda de bicicleta para la comodidad deseada y eso nos brindó otro de los objetivos pretendidos que es la rigidez constructiva para poder usar la MLA–30+ como una antena de interior y que quede erguida sin necesidad de tener que fabricar soportes plásticos especiales que sostengan el lazo original.

Como te mencionamos antes, un ajuste en la ganancia del amplificador fue necesario al cambiar las condiciones del lazo y así obtener el mejor desempeño de nuestra antena.

Acoplador de Alimentación

Esta parte de la antena, conocido como “MLA–30+ Biasing Tee nos provee la alimentación de 12 Volts a partir de una entrada de 5 Volts que, como mencionamos en el artículo de presentación de la antena, pueden obtenerse desde muchas fuentes de energía. Si bien esto es una ventaja muy interesante para el usuario de escasos conocimientos técnicos significa trabajar con el peor de los enemigos de este tipo de antenas activas. Lo que técnicamente se conoce como inversor DC – DC, encargado de elevar la tensión, genera mucho ruido de conmutación que es muy alto en la zona de los 60 Khz. a 120 Khz. en particular. 

En nuestras experiencias, aprovechando que el amplificador trabaja con 12 Volts utilizamos una batería común (Lead – Acid) y un adaptador también conocido con el mismo nombre que el original que podemos conseguir por muy poco dinero siguiendo este enlace. Además, como podrás apreciar en el video, lo hemos colocado dentro de un gabinete metálico para garantizar aún más la ausencia de ruidos eléctricos en la línea de alimentación a la antena.

Podemos asegurarte que la diferencia entre un alimentador y otro es muy notable e insistimos en la premisa inicial; no estamos diciendo que el desarrollo está mal hecho, sino que el diseñador buscó construir algo versátil. Nosotros buscamos pulir, optimizar y hacer más funcional a nuestra práctica y entorno doméstico a la MLA–30+.

 

Coaxial o Línea de Transmisión

En radio el nombre apropiado y técnicamente adecuado para lo habitualmente llamamos “coaxial de bajada” se denomina “Línea de Transmisión”. En el caso de nuestra MLA-30+ volvemos a encontrarnos con lo que el diseñador entendió como más adecuado y esto terminó siendo un cable que no es de la mejor calidad que podemos brindar a nuestra antena activa.

Tal como vimos en la entrega anterior, no importa demasiado si es de 50 Ohms o de 75 Ohms ya que no debe respetarse un acoplamiento de impedancias riguroso, pero sí debe ser de buena calidad y el motivo es el mismo de siempre. Una buena calidad del coaxial desembocará en una mejor malla protectora del dieléctrico que porta en su interior al conductor central. Protegerá a esta línea de transmisión de señal de ruidos eléctricos que el cable original no haría de la mejor manera.

Adaptador BNC


Este es otro de los puntos claves del video donde además verás cómo hemos colocado un conector BNC para poder trabajar de manera simple y eficaz ensayando diferentes tipos de cables. Dieléctrico de Polietileno o Foam ¿Te has preguntado alguna vez cuál es mejor?

Otro de los métodos para minimizar el efecto nocivo de los ruidos eléctricos es colocando aquí también un toroide, tan cerca del amplificador de antena como sea posible. Ensáyalo, observa las diferencias, analiza los diferentes puntos de ajuste en el amplificador según el cable utilizado y en resumen; experimenta, aprende y comparte. Disfruta de nuestro video, esperamos que las reformas que hemos realizado te inspiren a realizar las tuyas y disfrutar de más y mejores experiencias en el mundo de los receptores SDR.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *